USAR VIDEOJUEGOS EN LA INFANCIA PUEDE PRODUCIR MIOPÍA

El presidente del Colegio de Ópticos-Optometristas de la Comunidad de la Comunidad Valenciana, Vicente Roda, ha advertido de que el uso de los videojuegos durante más de 15 minutos consecutivos y en menores de 12 años provoca una acomodación de los ojos que puede derivar en miopía en la edad de adulta.

Al respecto, ha destacado que los videojuegos ayudan a desarrollar la coordinación del ojo y la mano, la rapidez de reflejos y la capacidad de concentración, pero ha advertido de que un exceso de horas de juego conlleva un riesgo de miopización. Además, el uso prolongado puede causar otros síntomas como irritación, dolores de cabeza y musculares o vicios posturales.

Roda ha desaconsejado también el uso de los videojuegos para menores de 12 años ya que ha explicado que la estructura visual no está formada hasta los 9 años ó 10 años, por lo que no está preparado para el «sobreesfuerzo» que requieren los videojuegos ya que el ojo «no está preparado para trabajar tan de cerca». Así, si este riesgo es general para todos los usuarios aún es mayor para los menores.

En cualquier caso, ha recalcado que no es tanto el mirar a pantallas, ya sean de ordenador, móviles o videojuegos, porque hoy en día está garantizada su calidad, sino «el uso lo que debemos cuidar» respetando una distancia de 20 centímetros, evitando exposiciones prolongadas, y en su caso, descansar el ojo mirando a lo lejos.

También ha señalado que hay que tener «especial cuidado» con aquellos juguetes que tengan lentes o espejos que puedan concentrar la luz, como lupas, telescopios, microscopios o prismáticos, ya que pueden provocar quemaduras graves en los ojos si no se utilizan de forma adecuada.

Por su parte, el presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios, Fernando Móner, ha incidido en la necesidad de que los padres controlen el tiempo que los niños pasan delante de las pantallas ya que, según una encuesta que realizaron a más de mil menores, el 82 por ciento de los valencianos jugaba habitualmente con los videojuegos entre semana: el 31 por ciento una hora, el 17 por ciento entre una y dos horas, el 5 por ciento entre dos y tres horas y el 6 por ciento más de tres horas.

En los fines de semanas este porcentaje aumentaba hasta el 32 por ciento una hora, el 27 por ciento entre una y dos horas, el 16 pro ciento entre 2 y 3 horas y el 19 por ciento más de tres horas. A ello, se debe añadir e uso de televisión e Internet.

INTERVENCIONES

Por su parte, la directora general de Comercio y Consumo, Silvia Ordiñaga, ha informado de que retiraron en la campaña de navidad, hasta el 30 de noviembre, 90.000 unidades de juguetes que incumplían los requisitos de seguridad y la Comunitat Valenciana.

De las unidades retiradas, el 94 por ciento fueron en bazares y de ellos el 50 por ciento provenían de China y más del 70 por ciento del Extremo Oriente. Por ello, ha destacado la importancia de comprar en tiendas especializadas que den seguridad y vigilar el etiquetado, especialmente si el destinatario son colectivos vulnerables como los niños.

Asimismo, ha alertado de las compras impulsivas y por contra llevar listas concretas de compras y ha instado a «no dejarse atraer por cantos de sirena» en campañas agresivas ya que «la calidad tiene un precio».

Fuente: Europa Press

TRES DE CADA CUATRO ESQUIADORES DESCONOCE EL TIPO DE FILTRO ÓPTICO QUE LLEVAN SUS GAFAS

La bajada de las temperaturas va a propiciar una mayor afluencia de visitantes a las estaciones españolas de esquí, aunque la mayoría de ellos, hasta tres de cada cuatro (un 76%), admiten desconocer el tipo de filtro óptico que llevan los cristales de las gafas que utilizan para protegerse de los rayos solares en altitudes elevadas.

Así se desprende de las conclusiones de un estudio elaborado por el Instituto Federópticos y la Fundación Visión COI, cuyos autores consideran «significativo» este desconocimiento cuando hasta el 84 por ciento de los encuestados admite ser consciente de los daños que puede provocar el uso de un filtro inadecuado.

«Sin un filtro adecuado, uno puede dañarse la retina», ha asegurado la presidenta de la Fundación Visión COI, Marisol García Rubio, que explica como en la nieve se refleja hasta el 80 por ciento de los rayos ultravioleta (UV) y una sobreexposición a esta radiación puede producir oftalmía de nieve o queratoconjuntivitis, una inflamación de la córnea y de la conjuntiva.

La encuesta es relevante ya que la mayoría (88%) de los participantes son esquiadores habituales y tienen un nivel entre medio y de competición. De estos, la mitad utiliza de forma habitual gafas de ventisca, dado el creciente uso de cascos de seguridad, y hasta el 35 por ciento va con gafas de sol.

Tras analizar los filtros ópticos con un espectroscopio, observaron que el 70 por ciento de las gafas de ventisca contaban con una categoría de protección nivel 1, y el 30 por ciento restante de nivel 2, un índice de protección que los expertos consideran «insuficiente y potencialmente peligroso si el día está soleado».

En lo que se refiere a gafas de sol, la protección más usada era de 3 y 4, con un 60 y 28 por ciento respectivamente.

Además, aunque todos los filtros solares analizados mostraban un nivel óptimo de protección a la radiación UV, sólo el 25 por ciento de las lentes solares carecían de protección a la radiación infrarroja y, en el caso de las máscaras de ventisca, este valor aumenta hasta alcanzar un 90 por ciento.

«Los riesgos en la visión son sumatorios e incluso pueden aparecer años después», reconoce García Rubio, que recuerda como el exceso de esta radiación también puede llevar a un problema de cataratas o pterigión, debido al efecto de dilatación de la pupila. «A menor índice de luz, la pupila se dilata, con lo que su grado de protección frente a afecciones externas desciende de forma cuantitativa», ha recordado.

El estudio ha mostrado además que, pese a que el 43 por ciento de los esquiadores encuestados usan gafas en su vida normal, casi la mitad (48%) las abandonan para esquiar.

LA MITAD PRESCINDE DE SUS GAFAS O LENTILLAS PARA ESQUIAR

En cuánto al 52 por ciento que sí mantiene su protección ocular en las pistas, el 35 por ciento lo hace con lentes de contacto, el 9 por ciento con gafas de ventisca con suplemento, el 6 por ciento con gafas de sol graduadas y el 2 por ciento restante, utiliza una gafa normal dentro de la de ventisca.

Según el presidente del Instituto Federópticos, Xavier Vivas, es necesario que aquellas personas que practiquen esquí «consulten a un profesional sanitario de la visión», al que deben exponer las horas de práctica diarias y el nivel de esquí con el que cuentan para que determine el grado de protección recomendado.

De este modo, insiste, se podrán prevenir «problemas muy serios de visión a medio y largo plazo».

Además, proponen que antes de esquiar y, al igual que se hacen ejercicios de estiramientos, se debe practicar ‘palming’ durante 30 segundos, una práctica que consiste en intentar ver negro tapando los ojos con las palmas de las manos, ya que así se repone el pigmento de la retina.

Fuente: Europa Press

OPTIFOG Adios al Vaho

 

Las revolucionarias lentes OptiFog, de Essilor, las primeras anti-vaho del mercado, demostraron sus inigualables propiedades durante una jornada de puertas abiertas organizada por Essilor en Madrid. Durante el evento el chef Juan Andrés Morilla, propietario del restaurante el Claustro y premio al mejor diseño de candidatura en el último Campeonato Mundial de Cocineros, mostró a los medios de comunicación allí presentes, entre ellos la revista LookVision, las ventajas del producto elaborando una selección de platos al vapor que los invitados tuvieron ocasión de degustar una vez preparados.

 

Premiadas con el prestigioso galardón Silmo de Oro 2011, en la feria internacional de Optica de París, las lentes OptiFog representan una solución única frente al empañamiento de las lentes y una nueva muestra del liderazgo tecnológico de Essilor en la creación de soluciones innovadoras de visión. La compañía destina alrededor de 150 millones de euros a investigación y desarrollo, en un compromiso con la continua introduccion de productos nuevos y más eficaces en el mercado. En palabras de María Fernández Droll, directora de Marketing de Essilor España; «En Essilor priorizamos la investigación y la innovación. Dedicamos un 5% de nuestra facturación al I+D+I; de hecho estamos en el puesto número 25 de las 100 empresas más innovadoras según la revista Forbes».

1,2 mil millones de usuarios de gafas de todo el mundo experimenta en su día a día situaciones en las que se le empañan las lentes. Por ejemplo cuando cocinamos, practicamos deporte, pasamos de un ambiente frío a uno caliente o, incluso, en trabajos donde la seguridad y la precisión son prioritarias. Para solucionar este problema, Essilor ha desarrollado las lentes OptiFog, que cuentan con una capa superior con propiedades que evitan el vaho. Estas propiedades se activan con la aplicación del activador OptiFog una vez a la semana o cada vez que se laven las lentes con agua o cualquier otro líquido. Gracias a las propiedades antivaho de las lentes OptiFog, las gotas de agua que forman el vaho se distribuyen por la superficie de las lentes creando una película de agua totalmente invisible, de forma que el vaho se emilima por completo. Las lentes OptiFog, además de eliminar el vaho, tienen otras cualidades como la reducción de reflejos, el rechazo al polvo, la resistencia a los arañazos y la facilidad de limpieza

Fuente de Información: Revista Look Visión

EL 80% DE LOS CORDOBESES SUFRE PROBLEMAS EN LA VISTA POR EL USO DEL ORDENADOR

Visión borrosa, picor de ojos, fatiga visual y sensibilidad a la luz son algunos de los síntomas del Síndrome Visual Informático Si trabaja a menudo con el ordenador y fija la vista en la pantalla durante las ocho horas de rigor de la jornada laboral debe saber que tiene muchos riesgos de padecer Síndrome Visual Informático. El Colegio de Ópticos-Optometristas de Andalucía asegura que un 80% de los cordobeses que utilizan de forma continuada el ordenador sufre este problema, cuyos síntomas son tensión ocular, visión cercana borrosa, dolor de cabeza, ojos secos o irritados, dolor de cuello y espalda, fatiga general, sensibilidad a la luz, entre otros problemas. Así, la exposición al ordenador podría ocasionar problemas de visión graves con el tiempo. La delegada en Córdoba del colegio y presidenta del mismo, Blanca Fernández, explica que el sistema visual humano no está preparado para pasar la mayor parte del tiempo observando objetos cercanos, ya que «esto requiere acciones como enfocar y converger, que no son tan necesarias en la visión de lejos». Y es que, según Fernández, «el hecho de tener que utilizar la visión fija tal y como se utiliza frente al ordenador es algo poco habitual para el ser humano, por lo que estos problemas se han intensificado en los últimos años». Para evitar las primeras complicaciones, el Colegio de Ópticos recomienda realizar un examen visual al menos cada dos años. Según la entidad colegial, además del examen visual, es imprescindible establecer unos sencillos hábitos para mitigar los posibles daños. Así, entre las recomendaciones se encuentra ajustar el contraste y la luminancia de la pantalla a un nivel adecuado para el trabajo que realizamos, así como una buena iluminación general. Colocar el monitor de forma que evite el reflejo de luces directas, preferiblemente a una altura un poco más baja que la de los ojos es otra de las medidas que se pueden tomar. Los ópticos recomiendan además que la distancia entre el ojo y el monitor no obligue a una excesiva acomodación del sistema visual. Se recomienda una distancia mínima equivalente a la medida desde el codo hasta los dedos para los ordenadores portátiles y del hombro hasta los dedos para las pantallas convencionales. El Colegio de Ópticos aconseja también usar la regla 20/20/6, que consiste en que cada veinte minutos se mire al menos durante veinte segundos hacia un objeto lejano (situado a una distancia mínima de seis metros) para relajar la acomodación ocular, o cerrar los párpados algunos minutos para relajar los ojos. También es recomendable esforzarnos en parpadear con frecuencia y que el protector de pantalla no sea de colores brillantes. La superficie del monitor debe estar limpia para reducir el esfuerzo de enfoque.

 

Fuente: Colegio Nacional de Opticos Optometristas

LA MISMA IMAGEN ES VISTA DE MANERA DIFERENTE POR CADA PERSONA

Cada persona percibe una misma imagen de manera diferente, independientemente de su agudeza o problemas visuales, puesto que depende de su experiencia visual, según se desprende de una investigación internacional liderada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). De esta manera, el grado de emborronamiento visual varía en cada persona y el concepto sobre lo que es demasiado borroso o nítido.

“Vimos que dos personas a las que proyectas la misma imagen no la perciben de la misma manera, ni consideran que tenga el mismo grado de emborronamiento, y lo que perciben está directamente correlacionado con su criterio interno de lo que es nítido o borroso”, ha señalado la investigadora del CSIC Lucie Sawides, del Instituto de Óptica Daza de Valdés.

Los resultados del estudio, que han sido publicados en la revista ‘PLoS ONE’, derivan de un conjunto de experimentos realizados con un sistema de óptica adaptativa que corregía los posibles defectos ópticos de los participantes, para mostrarles después una serie de imágenes con distintos grados de emborronamiento.

“El sistema empleado en esta investigación es similar al empleado en astronomía para corregir las aberraciones que producen las turbulencias de la atmósfera y que permite observar las estrellas de forma mucho más nítida”, ha explicado la investigadora del CSIC Susana Marcos, del Instituto de Óptica Daza de Valdés.

Así, la visión se adapta al nivel de emborronamiento en la retina de cada persona, que varía según el individuo. El sistema visual humano, incluyendo el cerebro, que es el que interpreta las imágenes proporcionadas por el ojo, tiene la capacidad de adaptarse a un nuevo nivel de emborronamiento tras verse sometido a correcciones visuales, como el uso de gafas o la cirugía refractiva o a enfermedades.

“Las personas consideran como nítidas las imágenes que están acostumbradas a percibir y por lo tanto emborronadas con su propio nivel de emborronamiento. Esto es especialmente importante en el caso de, por ejemplo, personas que han sido sometidas a intervenciones para mejorar su calidad visual o han sufrido algún tipo de patología corneal, como el queratocono, enfermedad en la que las imágenes se hacen progresivamente más borrosas”, ha argumentado Marcos

En este sentido, la investigación puede ayudar a entender cómo se produce la adaptación a una nueva corrección por cirugía o cómo se readaptan las personas que sufren una patología en la que cambia este tipo de percepción.

 

Fuente: http://www.europapress.es/salud/noticia-misma-imagen-vista-manera-diferente-cada-persona-20111103112203.html

COMO ESTIMULAR LA VISIÓN DE LOS NIÑOS

En los primeros meses de vida, el bebe se va a interesar mucho por los objetos de mucho contraste, los colores fuertes son los que llaman mas la atención. En esta etapa, los padres pueden estimular la visión de los niños de la siguiente manera:

  • Cómprale muñecos móviles y juguetes de mucho contraste.
  • Utiliza combinaciones como el blanco y rojo o amarillo y marrón
  • Coloca una buena iluminación en su habitación
  • Cada cierto tiempo realiza cambios de posición en la cuna para que el bebe note diferentes panoramas.
  • Habla con el bebe cuando entre en su habitación, y que las visitas o familiares hagan lo mismo cuando se acerquen al bebe.
  • Posiciónate delante del bebé y una vez que sientas que él nota tu presencia, mueve tu cabeza para que tu pequeño acompañe tu cara con los ojos. Eso le dará más habilidad visual.
  • Coloca un pequeño espejo colgado en las laterales de la cuna, esto llamara su atención.
  • A partir del primer año, coloca objetos fuera de su alcance para que el bebe se esfuerce por cogerlos. Permita que explore su alrededor, moviéndose libremente, dígale los nombres de los objetos para que concilie su visión con el lenguaje.
  • Utiliza juegos de cartas para que el bebé intente ponerlas en orden.
  • A partir de los tres años, puedes enseñarle a seguir líneas en una pizarra o papel de arriba para abajo, de izquierda a derecha y en diagonal
  • Enséñale a mover tus ojos de izquierda a derecha para leer, poniendo el dedo del niño en cada palabra que leas.
  • Estimula la visión del niño haciendo que relacione fotos con el objeto real. Los juegos de rompecabezas, cubos y dominós también son buenos.

FASES DE DESARROLLO DE LA VISIÓN INFANTIL

 

 

El desarrollo de la visión durante los primeros años de vida es muy importante. Los padres deben conocer como es el desarrollo o evolución de la visión de cada niño según la edad que tenga. Estar atentos a cualquier tipo de problema de visión que pueda tener nuestro hijo, nos ayudara a detectar a tiempo y darle un tratamiento adecuado.

 

  • Del primer al tercer mes: Los bebes fijan y siguen la luz con aumento de la amplitud de los movimientos oculares.
  • Del tercer al cuarto mes: El bebe puede mirar su mano a distintas distancias
  • Del tercer al quinto mes: El bebe mira su mano y juega con ella
  • Del sexto al octavo mes: El bebe ya puede coordinar su visión con el movimiento de su mano, pasándose objetos de mano a mano.
  • Del noveno al décimo mes: El bebe toca objetos con los dedos que reconoce y comienza a jugar con ellos. También comienza a buscar los juguetes que se le caen para cogerlos.
  • A los 18 meses: El bebe ya se da cuenta de las formas y tamaño de los objetos. A esta edad, el bebe es capaz de construir torres de 3 ladrillos, diferenciando cuales corresponden a cada nivel.
  • A los 3 años: El niño puede copiar un círculo y conoce los colores.
  • A los 4 años: A esta edad, el desarrollo visual del niño es creciente, ya que las habilidades de lectura y escritura son desarrolladas. El niño utilizara su visión para leer y escribir.
  • A los 6 años, el niño tiene una percepción completa de la profundidad.

 

Fuente: www.cuidadoinfantil.net

GAFAS PARA CONDUCIR, FACTOR DE SEGURIDAD EN CARRETERA

Según datos de la asociación Visión y Vida, el 90% de las decisiones y actividades necesarias para la conducción de un vehículo dependen de una óptima salud visual. Por ello, podemos considerar la calidad de visión como un factor fundamental en la seguridad vial. Sin embargo, se estima que el 30% de los automovilistas podría ver mejor y lo ignora, e incluso uno de cada veinte ve muy mal y no lo sabe, ya que más de la cuarta parte de los españoles entre 18 y 30 años nunca se ha hecho un examen visual.

Incluso aunque se cuente con una visión perfecta, sin necesidad de lentes correctoras, existen gafas en el mercado con características especiales que permiten una mayor seguridad al volante, tanto de día como de noche.

Visión y conducción nocturna:
La proporción de accidentes mortales durante la noche crece hasta multiplicarse por 4,5 con respecto al día. Entre los factores determinantes hay que considerar que la agudeza visual por la noche se reduce en un 70% y con ello, el sentido de la profundidad es hasta siete veces menor.

La agudeza visual es necesaria para lograr una buena visión en tres dimensiones y sin esa percepción, es muy difícil coordinar el sentido de profundidad, el cálculo de trayectorias y velocidades o evaluar la distancia con el resto de vehículos. Es fácil suponer que las consecuencias de esta mala visión puede generar un mal cálculo de la distancia de frenado, causante de muchas colisiones.

La agudeza visual es tan importante, que en los casos de operados con cirugía refractiva se llega a desaconsejar la conducción nocturna, aunque dispongan de autorización para seguir conduciendo.

Para quienes no tengan más remedio que conducir por la noche, las gafas con lentes color amarillo pueden suponer una ayuda a su seguridad. Este tipo de lentes, con o sin graduar, filtran la luz azul, violeta y parcialmente la verde y con ello mejoran el contraste en la visión. Por su eficacia, este tipo de lentes también se conoce como “luminales” y son usadas en otras situaciones, incluso de día, como el tiro olímpico.

Gafas Polarizadas: seguridad y confort.

 

De igual forma que con la conducción nocturna, la diurna también puede ser más segura con el empleo de una buenas gafas de sol, especialmente si son polarizadas. Los filtros polarizadores, usados frecuentemente en los objetivos de cámaras fotográficas profesionales, permiten reducir los rayos solares “rebotados” en las superficies brillantes como el asfalto o el resto de los vehículos. La reducción de esos reflejos, permite en primer lugar un menor esfuerzo de la vista, que incluso nos obliga a entrecerrar los ojos para evitar el exceso de luz. Por otra parte, reduciendo esa luz sobrante, se mejora el contraste de los objetos y la percepción del color, con lo que como ocurre en la conducción nocturna, estaremos en mejores condiciones de desenvolvernos en cualquier maniobra.

Dependiendo de la calidad del filtro, se reducirán más o menos reflejos y será por tanto más o menos eficaz. Uno de los efectos más llamativos al usar este tipo de lentes, es comprobar cómo al eliminar los reflejos en el parabrisas del coche que nos precede, podemos ver mejor lo que ocurre en su interior y delante de él, permitiéndonos una mejor anticipación a cualquier imprevisto. Eso si, nunca utilice estas gafas ni cualquier otras de sol durante la noche, porque serían un peligro mayor.

Por último, tanto en el caso de las lentes polarizadas, como en el de las gafas amarillas, al reducir el esfuerzo tanto mental como físico, estamos también reduciendo la fatiga del conductor, otro de los grandes peligros en la carretera, sobre todo para quienes realizan largos desplazamientos.

Recuerde que en cualquier caso, quien mejor puede asesorarle sobre sus necesidades es el profesional de su óptica habitual, y que él le ayudará a elegir la solución más adecuada, además de asegurarse de que no padece cualquier otro trastorno en su visión.

 

Fuente: www.opticayvision.es