Nuevo software permite hacer ensayos clínicos virtuales con ojos reales