TRES DE CADA CUATRO ESQUIADORES DESCONOCE EL TIPO DE FILTRO ÓPTICO QUE LLEVAN SUS GAFAS